Cargando el contenido...

2017-12-10    10:17:21

Murales devuelven esplendor a viejo barrio de Xcalachén en Mérida

Por Tomás Martín. Corresponsal

Mérida, 10 Dic (Notimex).- El llamado “Festival de la Chicharra” ha venido a devolverle la vida y el colorido al barrio de Xcalachén, y de paso la zona empieza a convertirse en un atractivo turístico, en especial luego de que jóvenes artistas plasmaron unos 20 murales en igual número de predios.

La segunda edición de este festival se realizó el último sábado de noviembre, y según datos preliminares de las autoridades municipales, unas 14 mil personas participaron en las actividades que se realizaron durante el mediodía y parte de la tarde.

Sin embargo, a diferencia de las actividades del día, esta edición tuvo la peculiaridad de invitar a unos 15 jóvenes artistas locales, que “engalanaron” la vista de los visitantes con representaciones de la cultura yucateca trabajadas en grafiti, brocha o pincel, así como referencias a grandes leyendas del entretenimiento nacional.

La directora de Turismo y Promoción Económica del ayuntamiento meridano, Carolina Cárdenas Sosa, explicó en entrevista que esta iniciativa de pintar los muros, nació de la mano de los vecinos propietarios de los predios que desarrollaron junto con los jóvenes creadores los diseños de sus murales.

En los murales se pueden observar motivos mayas, pero también están representados artistas nacionales como Pedro Infante, que tiene una relación estrecha con el barrio de Xacalachén, pues el avión en el que perdió la vida un 15 de abril de 1957, cayó muy cerca de esa zona.

“Sin duda Pedro Infante aún está en la memoria colectiva de muchos de los vecinos de esta zona y fue por ello, que el artista forma parte de las propuestas de los vecinos para formar parte de esta exposición de murales”, explicó la funcionaria municipal.

Recordó que el evento, que se realizó por primera vez con gran éxito el 1 julio pasado gracias al trabajo en conjunto entre vecinos de la zona, comerciantes del platillo tradicional y el ayuntamiento de Mérida con el objetivo de revitalizar la economía y el ambiente de Xcalachén.

“Hubo una gran respuesta a la primera edición, y gracias a ello se amplió el alcance del evento con la participación de más establecimientos invitados y abarcando un área mayor con el fin de ofrecer más comodidad a los asistentes”, añadió.

Además, pudieron disfrutar de grupos musicales, shows infantiles que estuvieron animando el ambiente durante las cinco horas del festival, que concluyó a las cinco de la tarde.

Sin embargo, reiteró que la novedad de pintar los muros con la aportación del talento joven es importante en el tema económico y turístico, pues se trata de una acción que perdurará y que sin duda hace más atractiva la visita a esa zona, durante otras épocas del año.

“Habrá gente que querrá ir a ver los murales y de paso comprar su chicharra en los establecimientos que trabajan desde hace más de 40 años vendiendo el producto en Xcalachén, de tal modo que se fomenta el turismo doméstico y la actividad económica al mismo tiempo”, puntualizó.

Aunque todavía no hay una fecha para la tercera edición de la Feria de la Chicharra, Cárdenas Sosa sostuvo que la idea es que sea ya un evento permanente y tiene todo para lograrlo, pues como se mencionó en una iniciativa que tomó vida de la mano de los vecinos de Xcalachén que la han hecho suya y le han dado su propia identidad.




NTX/TAM/AEG/TURISMO15/GRAF16
CONTENIDO RELACIONADO